El Centro de Estudios Desiderio Sosa integrará la Red de Agencia Ciudadana de América Latina.

En una comunicación con Merceditas Beltrán Flétscher, subdirectora de la “Agencia Ciudadana” con origen en Colombia (http://agenciaciudadana.org) y las autoridades del centro de estudios correntino, se resolvió que el trabajo que se viene llevando a cabo, no solo que amerita sino que enriquecerá las perspectivas de las agencias ciudadanas que se desarrollan a lo largo y a lo ancho del mundo con la finalidad de que contemos con una mejor calidad democrática. La constitución del “Índice Democrático”, el “Gabinete Ciudadano” y el “Test 38” para determinar la calidad de los partidos políticos resultaron determinantes para el centro de estudios correntino, logrará su plena inserción en los planos internacionales. Planean para 2018, acciones en conjunto, tanto en Argentina como en Colombia.
“No cabe la menor duda, que la actual crisis en la que están sumidos los partidos políticos, es consecuencia de su falta de sintonía con las aspiraciones de la población, pero esa no es la única razón, como se anotó inicialmente, han sido una especie de “chivos expiatorios” para justificar el fracaso del sistema, a la hora de dar respuesta al clamor de justicia social de la mayoría postergada. A lo anterior, se debe necesariamente sumar, que el modelo caudillista impuesto, ha “jugado en contra” de los partidos, pues la población, lejos de buscar una respuesta articulada y de largo plazo a sus problemas, ha optado por el que “mejor hable”, “tenga la mejor propuesta de coyuntura” y al que “más conozca”, sin muchas veces importar, la razón por la que le resulte conocido; todo lo cual, es también consecuencia del apoliticismo inducido por los interesados en evitar la generación de verdaderos debates que pongan en evidencia sus demagógicos discursos. En el Ecuador es históricamente incontrovertible que tras el auge de la figura del caudillo de turno, la incidencia de los partidos políticos se ha visto seriamente afectada, como resultado de lo cual, han desaparecido del escenario político, aquellas agrupaciones que no han respondido a las exigencias de una verdadera organización política, siempre quedan los que han cumplido su papel, los que privilegian la dirección colectiva, verdaderamente democrática, por sobre el cumplimiento, sin cuestionamientos, de las órdenes del jefe, pues también la historia reciente ha demostrado, que no puede haber procesos verdaderamente transformadores, sin el concurso de los partidos políticos, al fin y al cabo, las personas tenemos la mala costumbre de morirnos”. Lenin Hurtado Angulo. Doctor en Jurisprudencia. Primer Vocal Principal de la Directiva Nacional del MPD. Fue precandidato a la presidencia de la República por la Coordinadora Plurinacional por la Unidad de las Izquierdas.

A decir del fundador del centro Desiderio Sosa, Francisco Tomás González Cabañas:

De acuerdo con Giovanni Sartori y su propuesta de tipología de sistemas de partidos, un sistema de partido hegemónico es: aquel que dentro un marco democrático, permite la existencia de otros partidos pero no permite la competencia política para el ejercicio del poder; un partido político tiene el monopolio del poder político; los partidos periféricos o satélites sirven para dar una imagen de pluralismo político, pero la igualdad es en realidad inexistente, puesto que no se dan posibilidades de alternancia o rotación en el poder; el partido hegemónico tiene la voluntad de cooptar a aquellos pequeños partidos con más fuerza potencialmente y si ello no es posible los reprime o limita. (Sartori, 2002)

Según Sartori el sistema de partidos de pluralismo limitado o moderado se caracteriza porque: el número de partidos importantes oscila aproximadamente, de tres a cinco; los gobiernos acostumbran a ser de coalición puesto que ninguno de los partidos consigue los escaños necesarios para tener la mayoría absoluta; pueden darse los gobiernos de un solo partido, que acostumbran a ser débiles y poco estables; también se produce una competencia electoral centrípeta -tienden al centro y la distancia ideológica es estrecha-; existe una oposición unilateral y no hay partidos antisistema importantes. (Sartori, 2002) Sartori, G. (2002). Partidos y sistemas de partidos. Madrid: Alianza Editorial.

El empoderamiento por parte de la ciudadanía o el tomar al “Toro por las astas” significará no sólo mejor calidad democrática, sino la restitución del valor democracia en el día a día de los ciudadanos que encontrarán que en tanto que hagan, mejorarán sus perspectivas colectivas y más luego individuales y no al revés como confusamente se pretende hacer creer que pueda funcionar normalmente una democracia representativa.

Esta mancomunión de fuerzas entre los espacios correntino y colombiano, redundará seguramente en capacitación, mejoramientos de técnicas y enriquecimiento conceptual entre los que pretenden, verdaderamente, vivir en mayor armonía bajo preceptos democráticos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Sitio web ofrecido por WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: